Explora:

Nuevo cine latinoamericano

En la década de los 60 un nuevo movimiento cinematográfico tuvo lugar en sudamérica, el
cual terminó en gran medida por dar forma a la manera en cómo apreciamos y realizamos
cine. Tal movimiento fue posteriormente nombrado como: El Nuevo Cine Latinoamericano.
Esta nueva etapa del cine latinoamericano las películas parecían volcarse hacia temáticas
políticas o de lucha social, pero -quizá- lo más destacado fue la inclusión de un cine de
autor que no respondía necesariamente a esquemas de producción industriales o
comerciales.


Entre los pioneros en la realización de este tipo de cine se encontraban el argentino
Fernando Birri, el brasileño Nelson Pereira Dos Santos y lxs cubanxs Tomás Gutiérrez
Alea, Sara Gómez y Julio García Espinosa.


Esta nueva tendencia respondía a la experimentación narrativa o audiovisual y a la
rebeldía de no encajar o satisfacer a un público en específico. En gran parte esto se
debió a una década cargada con múltiples cambios sociales y políticos, que a la par de
la revolución cubana terminaron por moldear nuevxs autores y nuevas películas.
Todo esto se vio anidado en determinados puntos de encuentro como el Congreso
Latinoamericano de Cineastas Independientes en Uruguay y el Festival Cinematográfico
en Viña del Mar.


Ambos encuentros suponían un espacio de compartimiento fílmico entre cineastas del
continente en donde retroalimentaban su propio quehacer cinematográfico desde
distintos puntos de vista técnicos y creativos.


El NCLA, como se le llamó, representó entonces un parteaguas en el cine
latinoamericano que influyó las décadas posteriores. Su importancia no recae en el éxito
estadístico de las taquillas o de los grandes presupuestos; poniéndolo en términos
comerciales podemos considerar esta etapa como la época de oro del cine
latinoamericano.


Sin el Nuevo Cine Latinoamericano probablemente nos hubiéramos privado de tener un
desarrollo cinematográfico que representara de una manera más honesta nuestro
continente y que además contribuyera, aún en nuestro presente, a una creación artística
por y para nosotrxs.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by