Explora:

El placer de experimentar

Entrevista a Fernando Montiel Klint Por Talía Montt

Captura de pantalla 2016-05-31 a las 10.47.22

Fernando Montiel Klint es un fotógrafo mexicano reconocido a nivel nacional e internacional. Su trabajo se ha exhibido de manera individual en Francia, España, México, Colombia y de manera colectiva en China, España, Alemania, Irlanda, Polonia y Bélgica, por mencionar algunos. Se destaca por hacer fotografía autoral y de estudio con su hermano, juntos llevan Klint and Photo.

Su relación con la imagen ha ido cambiando a lo largo de su carrera, pues en cada proyecto siempre trata de romper con la manera de trabajar a partir de la elección del formato y la cámara que emplea, aunque aclara, no tiene que ver con lo análogo y lo digital, pues para él esa discusión ya está superada.

Mi proceso creativo ha cambiado mucho, antes contaba muchas historias dentro de una imagen, en un sentido más cinematográfico. Por otro lado en mi serie Sinapsis, que está más ligada a la foto instalación, uso imágenes que en conjunto arman un mundo a través de varias historias. Sinapsis es un primer acercamiento al pensamiento, es decir, al cómo generamos las ideas, aunque son imágenes aleatorias que no tienen una conexión obvia, sí cobran otro sentido cuando yo las agrupo en la exposición y ese es el sentido que más me interesa a la hora de armar estos proyectos.

En efecto, la obra de Fernando siempre está en constante cambio; vincula el video y la fotografía tratando algunas imágenes en distintos formatos con lo que pretende crear un sentido interactivo, obligando al espectador a acercarse y alejarse de las obras.

Captura de pantalla 2016-05-31 a las 10.41.47

Yo encuentro placer en el experimentar y en el no estancarme en una única forma de trabajo. Uno va madurando y pensando de diferentes maneras a lo largo de los años; no vas a hacer la misma imagen que hiciste hace 5 ó 1 año, porque los procesos y las formas de hacer imagen cambian. Sí me parece indispensable que uno [como artista] se mantenga innovando y experimentando, además de buscar el error para encontrar nuevos rutas, porque al final este es el camino hacia la luz, por así llamarlo.

Fernando defiende el no casarse con fórmulas, pues para él la fotografía autoral tiene que ver con eso. No por haber tenido éxito con una imagen la va a repetir varias veces, al contrario, lo que a él le interesa, dice, es jugar con los formatos, pues asegura que hoy en día la manera de ver y hacer fotografía está cambiando radicalmente.

No me preocupa tanto que la gente sepa cuál fue mi experiencia a la hora de tomar una fotografía, si es real o no; más bien me interesa que la gente se cuestione quién o qué es el personaje de la imagen, porque a veces creemos que todo lo que vemos en la foto es real, cuando para mí es un arma de doble filo, pues nos permite mentir o no. No podemos olvidar que al final el fotógrafo encuadra lo que le interesa, lo que vende o simplemente su postura hacia uno u otro hecho.

Hay profesionales que se dedican a la foto documental y los respeto mucho, pero yo prefiero generar un mundo artificial con pasiones personales. Aunque de alguna manera mis imágenes sí tienen que ver con lo que acontece en la sociedad, no lo hago de una manera tan obvia, ya que tienen que ver más con algunas experiencias vividas, pues yo veo a la imagen como un soporte para expresar mis ideas y preocupaciones.

Ejemplo de lo anterior es su serie Nirvana, en la que plantea generar imágenes silenciosas en medio del caos, desde un punto vista cinematográfico y visto desde el humor y el drama.

Captura de pantalla 2016-05-31 a las 10.37.45

En una foto de la serie aparece Jesús y porta una camisa del grupo Nirvana, lo que tiene que ver con cómo los íconos de la música mueven más a lo jóvenes que la misma religión, es decir, de cómo somos una sociedad de consumo en busca de la felicidad [falsa]. En otra imagen aparecen varios personajes acampando en su habitación, en vez de ir afuera al campo lo hacen dentro de la ciudad, porque por ejemplo en la CDMX nos encontramos todo el tiempo en este movimiento en el que hay poco tiempo para trasladarse y hacer las cosas, pero de alguna manera te terminas acoplando.

Captura de pantalla 2016-05-31 a las 10.39.26

En este sentido, Fernando resalta el experimentar no sólo a la hora de hacer fotos, sino además a la hora de analizar las imágenes, pues asegura que somos analfabetas visuales.

Nunca nos enseñaron a ver, ni a analizar ciertas imágenes. Puedes estudiar fotografía para hacer dinero o como una terapia personal o algo hibrido, pero sí es importate estudiar porque ahora se generan muchas más imágenes; hay mucha basura en internet, pero dentro de esa basura también hay cosas rescatables. La técnica ayuda a tener mayor claridad en el mensaje, como dice Marshall McLuhan, pero me parece que si uno sabe narrar o hacer contenidos van a ser más relevantes tus fotografías dentro de todo este mundo de imágenes que se ven en internet.

Al finalizar la entrevista puntualizó.

-Todos pueden hacer fotografía pero son pocos los que pueden tener contenidos interesantes. Creo que México es una potencia en cuanto a la creación de imagen, pero también hay mucho contenido efímero, pues no basta el decir me gusta o no me gusta. Son pocas las imágenes que te atrapan y te confrontan y el reto es poder lograrlo.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by