Explora:

Cada exposición es una aventura

Entrevista a João Castilho por Talía Montt  

filme-velado-03

Hasta Brasil y gracias a la tecnología puede platicar con João Castilho, quien me contó sobre su trabajo plástico en la fotografía, el video instalación y la escultura. João es un artista que no hace mucha diferencia entre los medios, cuando se plantea la idea de un nuevo proyecto no está seguro si terminará siendo fotografía, video u otra casa, sino más bien deja pasar un tiempo para que el proyecto avance y entonces decidir, ya que de acuerdo con él desde la tecnología se mezclan las cosas, pues en la misma cámara tienes la posibilidad de hacer también video.

Cuando vino a México, en 2011, presentó una exposición colectiva junto con otros dos fotógrafos brasileños en el museo Ex Teresa Arte Actual de la Ciudad de México, a la que se refiere como una experiencia extraordinaria; porque fue un proyecto muy grande que se armó con fotografías proyectadas, en televisiones e impresas. En el mismo año impartió un taller para el Seminario de Producción Fotográfica del Centro de la Imagen, en donde conoció a algunos alumnos que ahora han expuesto en Paris.

emboscada-001

En contexto el movimiento fotográfico en México, Brasil y en Latinoamérica en general, se ha expandido mucho en los últimos años gracias a los festivales, las galerías, las colecciones de museos, los curadores y las nuevas generaciones de fotógrafos. Por todo esto, dice João, la escena de la foto ha cambiando y ahora es “mucho más vibrante, viva y madura”, aunado al incremento de las publicaciones independientes que se han expandido rápidamente por varios países.

Además, si hablamos sobre el mercado fotográfico, éste es sólo una parte de un sistema más grande en el que sí puede vender y comprar arte, pero más allá de eso, dice João, la distribución más grande al menos en Brasil, se da a través de los festivales y las exposiciones, ya que “el mundo del arte contemporáneo está muy globalizado y los artistas tienen que estar viajando constantemente, haciendo residencias”, aunque mucho del mercado del arte sigue estando en las grandes ciudades.

 En este sentido su trabajo se ha expuesto en Francia, Suiza, Holanda, China, Japón, Brasil, México y Bolivia.

-“Yo no hago un proyecto a la vez, yo hago muchos al mismo tiempo [risas] y aunque son proyectos separados sí los veo conectados uno con otro, no de manera formal, pero sí conceptual o poética; veo mi trabajo como un espiral continuo que va y viene, pero que siempre retorna en cosas”.

Uno de sus trabajos que llama la atención es Hotel tropical, una serie que se conforma de fotografías tomadas a pequeños hoteles y en varias partes del mundo, sobretodo de Brasil y algunas de África. El proyecto lo empezó en 2001 sin saber que terminaría siendo una serie, pues entonces sólo tomaba fotos a los hoteles en los que se quedaba sin el compromiso de hacer algo con ello. Posteriormente, después de cinco o seis años, tuvo la idea de reunir todas las imágenes para un ensayo y empezó a trabajar en una línea de edición a partir de un grupos de colores: blanco, verde, rojo y azul. Así comenzó a experimentar con polípticos de cuatro a diez imágenes, en las que cada una era un solo tono, utilizando por una lado, la arquitectura y las pinturas de lo muros de los hoteles, y por otro luces incandescentes y frías que le ayudaron a crear esos monocromos. Y una vez que los obtuvo, se dedico a pensar cómo dichos monocromos podrían utilizarse en un espacio expositivo, es decir, en la arquitectura de una galería o museo.

hotel_tropical_12hotel_tropical_06

Tiempo después, comenzó otro proyecto titulado Zoo, que a diferencia de Hotel tropical sí fue pensado y proyectado para llevarlo acabo. El trabajo consistió en buscar y retratar animales que vivieran en algunas ONG; animales que habían sido heridos y ahora viven en un ambiente doméstico. Una de sus inspiraciones para llevarlo acabo fueron los relatos de animales de Franz Kafka. zoo-005zoo-003

-“La inspiración puede venir de todas partes, en mi caso, quizá, de algunas lecturas de filosofía o literatura, pero también de la vida, de la calle y hasta de internet. Pero más allá de la inspiración uno tiene que estar siempre atento para poder leer todo lo que nos rodea”.

Actualmente João desarrolla varios proyectos, uno de ellos es una foto instalación con decenas de imagenes trabajadas en un proceso antiguo que se llama cianotipo, en donde las fotografías se quedan todas azules. Además, continúa en la edición de la serie Zoo que convertirá en fotolibro, el quinto en su carrera y que publicará este año.

 -“Cada exposición es un nuevo desafío, una nueva propuesta y una nueva aventura”.

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by