Explora:
CONVERSATORIO-18-MARZO-COVER@2x

Conversatorio creativo: ser libres en nuestros espacios

Martes 6 de abril, 2021

Dos mujeres de la industria cinematográfica latinoamericana nos acompañaron el pasado jueves 18 de marzo en el conversatorio creativo de la mano de nuestra Coordinadora de Difusión, Gabriela Gallareta. Mónica Duquino (Recsisters) e Isabel Aerenlund (YaEsHora México) nos hablaron sobre la implementación de protocolos y decálogos vitales para las buenas prácticas dentro de los espacios de trabajo en la industria cinematográfica; sobre cómo prevenir, actuar y dar seguimiento a los casos de hostigamiento, acoso, violencia y abuso dentro y fuera del set. 

MÓNICA DUQUINO
Directora y productora Boyacense. Ha producido, escrito y dirigido los Cortometrajes Zapatillas (2019) seleccionado por la ACACC de Colombia para representar al país en la muestra Mujeres en corto – FIACINE 2020, Gladiolos Blancos (2020), A La Carga Lunga (2021) y actualmente desarrolla su largometraje Acordeonera Mayor (2021).
Fue la productora de las series de televisión, Adiós Al Amigo (2019) y de la serie Libertador (2020).
Desde 2015 es la Directora General del Festival Internacional de Cine de Tunja. Hace parte de colectivo de mujeres trabajadoras del gremio audiovisual en Colombia RecSisters. Entre sus trabajos más destacados como 1er asistente de dirección se encuentra la serie Escobar el patrón del mal, Ruido Capital y los largometrajes: Siempreviva, Ciudad Delirio y Pariente.

ISABEL AERENLUND
Isabel es una actriz bilingüe y productora de cine y teatro. Estudió la licenciatura de Comunicación en la UIA y la maestría en Actuación en The Actors Studio Drama School / The New School for Drama, Nueva York. Forma parte de la iniciativa YaEsHora desde 2019. Como actriz, su último proyecto, junto a Danny Huston y escrito y dirigido por Guillermo Arriaga, se estrenó en el Festival de Cine de Venecia como parte de la Sección Oficial; así como en el Festival Internacional de Cine de Morelia. Los créditos televisivos de Isabel incluyen “Ingobernable” como el personaje antagónico y “La Casa de las Flores: El Funeral”, ambas para Netflix. En el cine también es conocida por su trabajo en ¨The Containment¨, “Todos tienen a alguien … no a mí”, “Perfect Obedience” y “Casi una gran estafa¨. Como Productora Ejecutiva, ha realizado la película” Ana y Bruno “de Carlos Carrera y” El Fantástico Mundo de Juan Orol “de Sebastián del Amo. Y como Productora en teatro destaca ¨Hoy: el Diario de Adán y Eva de Mark Twain¨ dirigida por Manuel González Gil.

Gaby Gallareta:  ¿Nos podrían contar un poco acerca de las asociaciones Ya Es Hora México y Recsisters?

Mónica Duquino: Recsisters es un colectivo de mujeres trabajando en Colombia; está encabezado por 10 mujeres con cargos dentro de la industria audiovisual. Se ha venido consolidando y acercando muchísimo a todo el gremio en Colombia con la finalidad de comenzar a cambiar nuestras formas de comunicación y de interacción en los espacios laborales dentro de esta industria, para erradicar completamente el acoso y el abuso, y para alcanzar una paridad dentro del gremio. Nosotrxs llevamos trabajando 3 años: Recsisters sale a la vida pública el 8 de marzo de 2019 donde revelamos un estudio que hicimos y cuyos números eran claramente muy complejos. El 100% de las mujeres encuestadas se había sentido vulnerada, abusada o acosada alguna vez en su vida dentro de su espacio laboral y estas cifras alarmaron al gremio. Comenzamos a discutir y a generar canales de diálogo sobre cómo cambiar estas formas de trabajo. 

Foto: facebook Recsisters

Isabel Aerenlund: YaEsHora es una iniciativa que se gesta a principios del 2019 y que surge justo cuando el movimiento #MeToo México comienza a tomar fuerza. Se junta un grupo de mujeres de la industria reconociendo que hay que hacer algo, porque es una situación que no puede continuar, y con muchas dudas sobre como poder resolverlo. Nuestra presentación oficial fue en los Arieles del 2019. Ahí fue la presentación oficial para darlo a conocer al público y a todos los medios. Básicamente YaEsHora trabaja con 3 ejes; el primero es tener espacios de trabajo libres de violencia para toda la industria, no necesariamente para un solo género. El segundo pilar es la paridad laboral en oportunidades y en sueldos. El tercer pilar es la representación de las mujeres en las narrativas; es decir, buscar que haya miradas femeninas en la forma de contar las historias. Por lo general las historias se han contado a partir de la mirada masculina y lo que buscamos es balancear ese tema y que la mirada de las mujeres sea representada. 

Foto: facebook Ya es hora MX

Gabriela Gallareta: ¿Podrían contarnos un poco de su historia personal? ¿Cómo llegan a estas asociaciones?

Mónica Duquino: Yo llego a Recsisters específicamente por los resultados de la encuesta que mencioné. En Marzo sale la cuenta en redes sociales llamada así. No se sabía muy bien quién estaba detrás de los datos, pero las cifras que revelaron eran completamente aterradoras. En ese momento nosotras veníamos de hacer una serie increíble donde la mayoría del equipo era femenino y comenzó un cuestionamiento sobre qué está pasando en los sets, qué es lo que está sucediendo. Las mujeres no estaban diciendo cosas que están pasando ¿Dónde se está generando la confianza? Una de las compañeras que había trabajado con nosotros en esta serie, justamente, era una de las fundadoras de Recsisters; Camila Lopez. La llamamos, le preguntamos ¿cómo es esto, qué está pasando, estas cifras de dónde salieron? y bueno… nos juntamos en ese momento y decidimos que esto no podía quedarse en unas cifras, en una alerta y decir “Oigan, todas nos hemos sentido acosadas en algún momento. ¿Qué vamos a hacer para cambiar esto?” Entra la pandemia seis días después y esto nos da claramente un tiempo y una concentración para enfocarnos en Recsisters y estudiar además, porque nosotras somos realizadoras audiovisuales en su mayoría. 

Lo que nos permitió la pandemia fue tener unos procesos de formación respecto a absolutamente todo lo que tiene que ver con violencia de género y todos los aspectos jurídicos, psicológicos, sociales y demás para fortalecer Recsisters como colectivo de trabajo. 

Nosotras trabajamos también con tres áreas fundamentales; la primera es la formación, específicamente enfocada en que todxs entendamos cuales son los abusos y acosos, en un proceso donde realmente se comienzan a gestar los cambios. El segundo es la detección de esos posibles lugares o situaciones de acoso o abuso, donde tendríamos que entrar a apoyar un poco a las mujeres. Y el tercero que es, desafortunadamente, el acompañamiento cuando los casos ya han sucedido; llevamos un acompañamiento jurídico y psicosocial con las víctimas o las sobrevivientes para ayudarlas a llevar el proceso de reparación que ellas quieran entablar. Así es como me uní yo y como se ha ido construyendo.

Gabriela Gallareta: Qué bueno que están haciendo estos esfuerzos tan grandes para un futuro más paritario, tangible y seguro para las mujeres y para todxs en general. Ya lo estamos platicando, pero, ¿cuál es la misión o el objetivo específico de estas asociaciones? y ¿cómo lo están logrando? ¿Qué actividades están llevando a cabo para lograr estos objetivos?

Isabel Aerenlund: Nosotros tenemos dos proyectos. Uno es sobre un protocolo que se genera con el Boston Center. Básicamente es una guía para que las casas productoras puedan prevenir y atender casos de acoso y violencia en el set. Esto lo enfocamos a producción audiovisual, entonces incluye cine, televisión, productoras de comerciales, etc. 

El otro proyecto que tenemos es un podcast que sale en Spotify, Youtube y nuestra página. Es un podcast donde invitamos a mujeres del cine; directoras, guionistas, actrices y demás para tener pláticas sobre la industria audiovisual. Se abordan temas como el sesgo en la narrativa, que se genera al contar una historia a través de objetivizar a las mujeres; como el hecho de cómo encuadras el cuerpo de una mujer versus cómo encuadras el cuerpo de un hombre sí afecta la manera en la que continúan las cosas.

Mónica Duquino: Nosotras desde Recsisters tenemos estos tres pilares desde los que funcionamos. Y de alguna manera son los que nos muestran el camino a todos estos procesos que vamos llevando. En todo proceso de formación lo que hacemos es empezar diálogos en todos los sectores del audiovisual en Colombia; productoras, casas de renta, ministerio de cultura, cuestiones fílmicas, todos, pues, los que hacen parte de esta comunidad. Y en Recsisters diseñamos un taller en contra del abuso y el acoso en el set. A los acuerdos que comenzamos a llegar y concretar fue sentarnos con todos en el set y explicarles qué es acoso, qué es abuso y en qué momento se convierten en eso. 

En todos los diálogos que generamos nos dimos cuenta que nuestra cultura es una cultura que ha sido históricamente patriarcal. Ha habido conductas que han sido repetitivas de generación en generación y que no se tienen concebidas como acoso o abuso. Nos dimos cuenta entonces de que para un compañero puede ser normal decirme a mí, que soy su productora ejecutiva, “Buenos días, mi amor” sin que tengamos ninguna clase de confianza. No entienden realmente que eso incomoda a las mujeres. 

Por otro lado esto nos lleva a entablar relaciones con instituciones del país de donde sale una asociación de mujeres de Colombia. Nos sentamos en una mesa a hablar y a discutir “Listo, vamos a hacer los diez mandamientos de las buenas relaciones en nuestro trabajo y en nuestros espacios laborales” y sale el decálogo de las buenas prácticas que es una contribución encabezada por el Ministerio de Cultura donde se reúnen 32 asociaciones de Colombia. Entonces nos sentamos en esta mesa a discutir cada punto, porque cada punto es importante. Tenemos que repetir que el primer punto es que nos respetemos como seres humanos, y ese fue, digamos, un momento importante en Colombia. Sentir que pudimos sentarnos a discutir y a crear juntas. Eso fue super bonito.

Por otro lado, tenemos diseñada una ruta de acompañamiento. En muchos de los casos de acoso o abuso, como decía Isabel, no se tiene claro el procedimiento o cual es la línea a seguir; de qué manera se debe acompañar a la víctima. Por otro lado, estamos trabajando en un manual de buenas prácticas que esperamos que también sea un paso más adelante de todo lo que se está haciendo.

En todas estas conversaciones, sobre todo con las productoras, para nosotras era muy importante brindar apoyo en los casos de abuso o acoso. Y también que la productora estuviera respaldada de alguna manera. Porque en los diálogos siempre salía el tema de que “Bueno, tú no puedes despedir a alguien por eso”. Entonces diseñamos una cláusula contra el acoso y el abuso que ahora muchas de las productoras incluyen en el contrato que firman con el equipo de producción.

Isabel Aerenlund: Desde nuestra perspectiva también, un poco lo que dice Mónica. Desde nuestra cultura hay una falta de responsabilidad de las casas productoras. Es un tema que nunca se le ha pedido a los productores encargarse de eso. Creo que los esfuerzos tanto del protocolo nuestro como en el caso de Recsisters, es decir “Bueno, vamos a dar las herramientas para que ya no haya una excusa para que esto no se atienda”. Lo que se busca con estos protocolos es generar una cultura de responsabilidad. Para cambiar una cultura todos tenemos que ser parte de ella y no manejar el juego de roles machistas. Y más bien ser una cultura en la que te responsabilizas para que tu industria sea un mejor lugar para trabajar para todos; hombres, mujeres, transgénero, etc. Todo busca la dignidad humana. 

Nosotros nos asociamos con el Boston para diseñarlo. Arrancamos con 8 productoras muy grandes en México que se sumaron.  Lo importante es que nuestro protocolo no es el único y no es el que todos deben tener. Nuestro objetivo es que todos tengan un protocolo. El que quieran, pero que tengan un protocolo. Y ese protocolo lo tiene la casa productora y su obligación ya teniéndolo es dar a conocer a todos los empleados de esa producción (gaffers, actores, sonidistas, abogados, etc) para que en caso de que haya una situación de abuso todo mundo sepa qué hacer. También creo que una de las partes que debemos cambiar es el denunciar. En Latinoamérica se denuncia muy poco porque existe una “tradición” de pensar que nadie va a creerme. 

Entonces creo que lo padre de estos proyectos es que apoya al sistema en general. A la víctima, para saber qué hacer si se encuentra en esa situación; a producción, para saber cómo mediar y apoyar; y a los victimarios para educarse. 

Gabriela Gallareta: ¿Quién puede ser parte de estas asociaciones? ¿Qué deben hacer para sumarse?

Isabel Aerenlund: YaEsHora es una iniciativa, nosotras no estamos asociadas. Todos donamos nuestro tiempo y esfuerzo, no hay pagos ni patrocinios. El grupo central está abierto para quien se quiera sumar y donar su tiempo, experiencia y su saber. 

Mónica Duquino: Hay un grupo base de 10 chicas que están donando su tiempo para que las cosas fluyan y los procesos no se estanquen. Cada unx desde donde puede, replica. Tenemos una serie de campañas en todos los espacios laborales para ser más conscientes y más visuales de lo que se está llevando a cabo. Tenemos chicas en varias ciudades de Colombia, enviamos stickers para que repartan en sus espacios de trabajo, símbolos claros del movimiento. Entonces realmente la comunidad de Recsisters ha crecido muchísimo y el movimiento en redes también. El hecho de replicar la información, de acercarte dentro de los sets, de hacer conscientes a todo ha hecho que la gente se una. 

Gabriela Gallareta: Nos gustaría que pudieran contarnos sobre el protocolo de prevención y actuación ante conductas de acoso y hostigamiento sexual y laboral, y otros tipos de violencia y discriminación.

Isabel Aerenlund: Con nosotras incluye un taller de sensibilización para todas las personas que trabajan en las organizaciones, además de sesiones de trabajo con el Boston Center para adaptar el protocolo a las características que necesitan. Muchas veces nos preguntan ¿Hasta dónde nos cubre este procotcolo?. Y la realidad es que este protocolo cubre no nada más el set, sino que está pensado para festivales, para el tiempo que se pasa fuera del mismo. Todo lo que suceda en el set y fuera de él que tenga que ver con esta relación laboral de lxs involucradxs, el protocolo ejerce. 

Gabriela Gallareta: ¿Puedes contarnos sobre el decálogo que utilizan en Recsisters, Mónica?

Mónica Duquino: El decálogo sale de un acercamiento a las instituciones que tienen que ver con el gremio audiovisual en Colombia. Para nosotros era muy importante la cuestión de la formación; que todxs entendamos cuál es el proceso que debemos hacer. El tiempo que nos hubiera llevado hacer un manual habría sido largo. Nosotrxs queríamos tener algo más corto, concreto, sólido; que la gente entendiera el proceso. 

Encabezadxs por el Ministerio de Cultura de Colombia, nos llevan ante la Dirección de Cinematografía y nos proponen crear algo. Dentro de las mujeres que estuvieron sentadas para la creación del decálogo había mujeres representantes de 32 asociaciones de todo el país. 

Comenzamos a hablar de equidad, de paridad y de todas esas cosas de las que se deben hablar dentro de la industria. Llegamos a una conclusión con 10 puntos base, un documento que invita a todos los miembros de la comunidad audiovisual a adoptar una serie de acciones y principios en pro de establecer un espacio de trabajo digno y seguro. 

También hay un punto sumamente importante que es la tolerancia cero. Esto va enfocado especificamente que debe existir una política de cero tolerancia frente a actitudes, gestos o palabras, comportamientos tanto de discriminación, agresión o de abuso. Cualquier clase de violencia. 

¿Qué es el Boston Center y quiénes son?

El Boston Center se especializa en el diseño e implementación de herramientas de prevención, atención y actuacióin ante conductas de acoso, hostigamiento, discriminación y otras formas de violencia que suceden en el ambito laboral, escolar y universitario.  En 2010 Lanzó diversipedia.org, una plataforma especializada en cursos sobre diversidad e inclusion y prevencion de la violencia y la discriminación.

Al comienzo no estaba enfocado al medio audiovisual, pero ya llevaban trabajando mucho tiempo y fueron las expertas que nos ayudaron a desarrollar el protocolo. Este protocolo es una herramienta práctica para cambiar la cultura laboral en los espacios de trabajo. Contiene definiciones claras de acoso y hostigamiento sexual y laboral, y las medidas de prevención. Esta es la parte que decíamos; tenemos que ayudar a la industria a entender que es acoso y cuales son los límites.  Luego contiene los pasos a seguir si llega a proceder una denuncia. Cual es el proceso, como se puede atender, el acompañamiento y la resolución de los casos. 

Isabel Aerenlund

En CIBEF pensamos que estos proyectos son absolutamente necesarios y nos emocionan. Y tú, ¿qué piensas sobre estas iniciativas? Déjanos tus comentarios y sigue en instagram a Recsisters, YaEsHora y CIBEF.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by